Microsoft Word no me deja abrir un archivo grande

microsoft word recuperar documento grande

Ana, he estado trabajando sobre un documento de Word un poco grande, lo he guardado y cerrado, pero al intentar volver a abrirlo, me ha salido este mensaje: «Microsoft Word no puede abrir este archivo porque su tamaño supera los 512 megabytes».

¿He perdido el archivo? ¿Cómo puedo volver a abrirlo? Me resultaría muy importante recuperarlo, pues me ha llevado mucho trabajo elaborar el documento.

Por si te sirve, utilizo Office 2007.

¡Gracias! José Luis.

Pues sí sería una faena no poder recuperar el trabajo, pero no te preocupes. Te cuento primero un poco la causa, cómo resolverlo, y cómo evitar (en la medida de lo posible) que te vuelva a suceder una próxima vez.

¿Cómo he podido llegar a tener un archivo tan grande?

La mayor parte de las veces el tamaño tan grande del archivo se debe a que hay muchas imágenes de gran tamaño incrustadas en el documento. Como es muy cómodo luego recortarlas y redimensionarlas en el propio archivo, no se nos suele pasar por la cabeza que a la larga no es muy práctico incrustar fotografías de 6MB, por ponerte un ejemplo.

¿Por qué no se abre, si he podido guardarlo con el mismo programa?

Por cuestiones de memoria, Microsoft Word tiene un límite de tamaño de archivos, que comprueba sólo al abrir el documento, no al guardarlo, por lo que podría ocurrir que, después de haberlo guardado correctamente, no puedas abrirlo y parezca que sea irrecuperable.

De todas maneras, al examinar el documento, nos dimos cuenta de que tenía extensión .docx, lo cual facilitaba la tarea de recuperar el archivo.

Vale, y ya que hemos llegado a este punto, ¿cómo puedo reparar el archivo para poder abrirlo?

Estuve buscando documentación y encontré este artículo en el que se explica cómo recuperar de manera sencilla este tipo de archivos, aunque básicamente seguimos estos sencillos pasos:

  1. Realizamos una copia de seguridad del archivo que da problemas.
  2. Cambiamos la extensión del archivo, para que en lugar de terminar en .docx, terminase en .zip
  3. Al cambiarle la extensión pudimos abrirlo con Winrar (Winzip también hubiera valido), resulta que estas extensiones por dentro son realmente sistemas de directorios, jeje…
  4. Navegamos al directorio «Word» y subdirectorio «Medios», donde se encuentran las fotografías incrustadas en el documento.
  5. En tu caso tenías más de 100 fotografías, la mayoría de más de 3 MB. Eliminamos las 10 últimas de la lista, pues calculamos que con eso sería suficiente para bajar el tamaño del archivo a un tamaño que se pudiera abrir con Microsoft Word.
  6. Volvimos a cambiar la extensión del archivo, de .zip a .docx
  7. Al abrir el archivo modificado con Word, nos salió un mensaje de que había errores por varios archivos que no encontraba. Elegimos la opción de recuperar.
  8. Tras un rato bastante largo (recordemos que el archivo ahora tenía 500MB), se abrió por fin el contenido completo, con algunas imágenes menos, que simplemente tenían un aviso de referencia no encontrada, en las que podrías volver a cargar la fotografía, o lo que estimases conveniente.
  9. Elegimos guardar, para disponer ya de una copia que se pueda abrir con Word y continuar con las operaciones.

Para la próxima vez, ¿cómo podría evitar este problema?

Hay varias maneras de evitar llegar a tener un documento tan grande, pero sólo te voy a dar 2 trucos para una próxima vez:

  1. Si ya de antemano te das cuenta de que el archivo va a ser grande, pártelo en 2 archivos. De esta manera, evitas el problema de raíz.
  2. Antes de insertarlas, recorta y/o redimensiona las imágenes con un editor de fotografías. Puede ser con Paint, mismamente (ya sabes que soy fan de utilizar las aplicaciones preinstaladas en el ordenador cuando es posible).
    Sólo tienes que tener en cuenta que, para un DIN A4 con orientación vertical, el ancho máximo de una fotografía será de 1700px si imprimes a 300ppp, o 3500px si imprimes en alta resolución (600ppp).
    De esta manera, podrás insertar más fotografías en tu archivo, sólo que un poquito más incómodo, pues en lugar de redimensionarlas directamente en Word, harás ese trabajo con otra herramienta.

En todo caso, siempre te recomendaría que, cuando de antemano sepas que vas a trabajar con un archivo que puede crecer mucho, vayas guardando y controlando el tamaño que va adquiriendo el archivo, para poder prever el problema antes de que suceda y evitar el infarto 😉

2 Comentarios en “Microsoft Word no me deja abrir un archivo grande

  1. Cuando se convierte un PDF a Word todo esto no sirve. El tamaño de un Pdf de 5 mb pasa a ser de 13000 MB. No hay posibilidad de partirlo (ya que el PDF no es editable), y apenas tiene imagenes

    • Hola Jaume,

      Gracias por tu comentario, pero mis explicaciones se basaban en archivos realizados íntegramente con Word, y aclaro que debido a archivos en cuya edición se utilizaron muchas imágenes.

      Pero un pdf no es que no sea editable, es que la manera de resolver el problema no sería la misma. Si el pdf de origen es muy grande, yo utilizaría una aplicación llamada pdfsam (hablo sobre ella en otra duda anterior), que te permite (salvo archivos pdf que sí estén bloqueados, para evitar su edición o manipulación) partir un pdf en el número de trozos que necesites (número de páginas en cada trozo), y que permitirían evitar que un archivo de Word convertido desde un pdf no ocupe tanto de inicio.

      En cualquier caso, si el pdf está basado en texto, yo te recomendaría directamente seleccionar el texto en pdf y copiarlo en Word directamente: pierdes el formato, pero te evitas una gran cantidad de basura innecesaria que crean los convertidores de pdf a Word y que causan esa gran diferencia de tamaño entre uno y otro archivo.

      Espero haberte ayudado con esta aclaración, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *